Visita la página principal de Mundo de Perros para recibir más información.

Viajando en coche con perros

Los animales son unos auténticos acompañantes de la vida de cualquier persona, pueden hacer compañía cuando nadie más lo hace y es por ello que para muchas personas son indispensables en su día a día, tanto en así que en ocasiones nos toca viajar a algún lugar ya sea lejano o cercano y queremos que nos acompañen, aquí se inicia el tema de hoy, los perros y los viajes en coche, como gestionarlo.

Cuando hablamos de viajes con coche y con perros en el interior, lo cierto es que la legislación es algo inconcreta respecto a las situaciones concretas que suponen un delito o acto “digno de ser multado” tanto es así que se habla a modo genérico de situaciones en las que el animal impida la normal actividad de conducción del conductor por motivos como los despistes o que simplemente el animal se encuentre por medio de las zonas utilizadas para conducir como puede ser el cambio de marchas, el freno de mano, los pedales, etc. Es por tanto una situación muy extensa pero que da lugar a potenciales situaciones que aún y estando dentro de la ley provocarían riesgo para el conductor y el propio animal.

El transportin el mejor amigo del coche

La forma más correcta para llevar a un perro durante un trayecto en coche sería mediante el uso de los llamados transportines, productos creados específicamente con el objetivo de trasladar perros (u otros animales) sin que supongan un riesgo para el trayecto ni para quienes lo hacen. Este tipo de transportines pueden suponer para algunos propietarios una limitación del espacio del animal y algo, que ya os avanzamos, de primeras no le gusta al perro, pero lo cierto es que con el paso del tiempo se acostumbra a su uso y hemos de pensar más allá de su satisfacción y velar por la seguridad de todos. Este tipo de productos que podemos encontrar desde 20€ en superficies especializadas y también online serán sin duda la mejor opción para ir en nuestro coche con nuestro animal o animales.

Los cinturones para perros

Otra excelente opción y muy popular es la de los llamados cinturones para perros o arneses para perros. Son como su propio nombre indica cinturones encargados de sujetar al perro al asiento por tal de: por un lado se pueda mover libremente por el coche con los potenciales peligros que esta acción conllevaría para el conductor, el animal y los demás conductores, y por otro para en caso de accidente tal y como ocurre con los cinturones convencionales, el animal no salga directo hacia el cristal. Este tipo de productos suelen ser bastante más baratos que los transportines, y se pueden encontrar por internet por precios que parten desde los 5€. Recordemos siempre que en productos de seguridad, los sellos de calidad son un elemento esencial y que nos permitirán conocer si realmente estamos seguros nosotros y nuestro animal.

Por último indicar que junto a este producto se suele utilizar un protector para asientos, ya que es común que al principio los animales no estén muy cómodos en esta situación.

Perros Que No Sueltan Pelo
Pastor Vasco
Bodeguero Ratonero Andaluz
Perros Que No Crecen