Visita la página principal de Mundo de Perros para recibir más información.

¿Por qué motivo mi perro no engorda?

¿Sabías que hay una gran cantidad de factores que influyen en el hecho que posibilita que un perro engorde o no? Aunque no lo creyeses, numerosos propietarios de perros se muestran verdaderamente preocupados por este proceso. Además, cuando un perro por el motivo que no fuese no engorda, esta preocupación se dispara sobre todo, cuando come bien pero no consigue engordar.

mi-perro-no-engorda

En este artículo analizaremos algunas de las razones más habituales en relación con esta duda tan importante para muchos propietarios de perros.

Razones que explican por qué tu perro no engorda

Existen una serie de fenómenos que explicarían el por qué tu perro no engorda o incluso el motivo por el cual se encuentra mucho más delgado de lo que probablemente debería.

La alimentación inadecuada

Esta práctica hace que tu perro no cuente con las cantidades de vitaminas y minerales necesarios para disfrutar de unas condiciones vitales adecuadas y en ciertos casos, podría tener repercusiones severas sobre su propia vida.

Hay que prestar la atención necesaria al tipo de pienso que usaremos en nuestra mascota, asegurándonos que cuente con los nutrientes necesarios para su edad y sobre todo, aportándole la cantidad recomendada en función de sus circunstancias.

Trastornos de diversa índole

Los perros pueden llegar a adquirir un gran cúmulo de parásitos sobre todo, a nivel intestinal, que pueden dificultar enormemente su engorde adecuado. Si percibes que el tuyo, pese a comer lo recomendado no engorda como quizás debería, puede deberse a cualesquiera de los múltiples parásitos que suelen afectar a su intestino.

Es importantísimo realizar un examen adecuado a nivel interno del animal y también, a nivel externo, entre 2 y 3 meses para descartar la aparición de estos molestos parásitos situados en zonas como el intestino y que pueden traerles múltiples problemas.

Derivados de patologías

Existen un cierto número de enfermedades como es el propio caso de la diabetes que puede explicar la variación de peso en perros de manera exagerada. Como consecuencia de una carencia de las cantidades de insulina necesarias, se pueden desarrollar enfermedades graves que generarían una reducción del peso del animal.

Otra de las enfermedades habituales, la denominada como de Adisson, puede acompañarse de la aparición de vómitos en nuestro perro. Sin olvidar otra variedad de patologías como el cáncer que distintos perros pueden sufrir a lo largo de su vida.

Sea cual sea tu caso, si notases que tu perro no consigue engordar dentro de lo razonable o incluso está perdiendo peso rápidamente, lo mejor es que acudas a un centro veterinario para cerciorarte que no existen complicaciones mayores.

Incremento sustancial de la práctica de ejercicio

A muchos dueños les encanta practicar ejercicio por ejemplo, al aire libre, acompañados de sus perros. Aunque es una propuesta interesante para el bienestar tanto del animal como de la persona, hay que tener en cuenta que deberán incrementarse las proporciones de alimento para hacer frente al gasto originado en la práctica deportiva por parte del perro. Y es que, en el caso de no hacerse, podría perder peso y deberse precisamente a esta posibilidad, el deporte.

Ahora tú, ¿qué te parecieron los motivos explicados de por qué tu perro puede no engordar?

Perros Que No Sueltan Pelo
Pastor Vasco
Bodeguero Ratonero Andaluz
Perros Que No Crecen