Visita la página principal de Mundo de Perros para recibir más información.

¿Por qué ladra nuestro perro?

Todos los amantes de los animales sabemos que cada raza tiene sus particularidades, que cada tipo de animal ha de ser apreciado con sus características, y ello engloba a algo tan normal como es el ladrido en el perro. En este artículo vamos a profundizar algo más sobre esta forma que tienen los perros de comunicarse y mostrar su situación, y es que como muchos imaginamos, no se trata de una emisión de sonido sin sentido, sino que el animal lo hace en determinados contextos y por determinadas motivaciones personales.

Conocer el por qué ladra nuestro perro puede ser interesaperro_ladrandonte para su reeducación

Lo primero que hemos de tener claro, es que el ladrido de un perro no tiene un único origen, no se produce en la misma situación en que nuestro anterior perro u otro que conozcamos lo haga, ni tan si quiera ante algo que haga ladrar a la mayoría de los caninos, hará que nuestro perro también reaccione igual. Es por ello que sabiendo que no es un acto genérico, sino en cierto modo concreto de cada animal, puede resultar interesante conocer a groso modo sus orígenes y de este modo intentar controlar alguno de ellos si en ocasiones concretas nos puede ocasionar problemas o molestias, por ejemplo con los vecinos.

Los orígenes de los ladridos pueden ser muy variados aunque hay algunas fuentes muy comunes

Se considera que los perros suelen responder con ladridos a una variedad no muy extensa de situaciones, algunas de ellas son los hechos que le causan alerta como puede ser un fuerte ruido, a lo cual responden espetando un ladrido en forma de alarma, también pueden ladrar ante situaciones menos extremas cuando se encuentra aburrido o con falta de actividad, ello hace que al menor estímulo ladre para intentar iniciar un juego o alguna situación más entretenida y divertida para él. Otra situación en la cual suelen ladrar y que seguramente te sea muy común al igual que a tus vecinos, es cuando nos separamos de él, comúnmente dejándolo solo en nuestra casa. Ante una separación por muy habitual que sea y aun que ocurra a diario, nuestros perros precisan de un tiempo de adaptación a esa costumbre con el fin de superar lo que se denomina estrés por separación y es que esa situación les perturba y ladran para llamar nuestra atención y conseguir evitar esa situación que tanto les molesta que es cuando nos separamos de ellos para ir a trabajar, a comprar, etc. También es muy común ver a perros que ladran excesivamente cuando pasean por la calle y ven a otras personas, otros perros u otros animales, ello suele ser causado por una falta de ese hábito. Si nuestro perro está acostumbrado a estar en casa, salir poco a la calle y cuando lo hace no sociabilizarse con otros animales ni personas, estamos provocando que cuando entra en contacto con ellos reaccionen de una forma inesperada como es ladrando de forma exagerada. Esto se ha de intentar evitar ya que un perro que se relaciona correctamente no solo es interesante para nosotros, también para él, que disfrutará mucho más de sus paseos y de relacionarse con animales de su especie.

Esperamos que con estos detalles sobre los orígenes de los ladridos de los perros, puedas identificar mejor porque tu animal se comporta así e intentar de este modo que determinadas actitudes que pueden ser molestas se vayan aminorando y reeducar a nuestro perro para que se comporte según lo esperado y sin molestar más de lo necesarios a vecinos, otros perros, visitas en casa, entre otros.

Perros Que No Sueltan Pelo
Pastor Vasco
Bodeguero Ratonero Andaluz
Perros Que No Crecen