Visita la página principal de Mundo de Perros para recibir más información.

Leishmaniasis en perros

Hoy en Mundodeperros te vamos a hablar sobre la leishmaniasis. La Leishmaniasis en perros es una enfermedad grave parasitaria que es producida por protozoos parasitarios del género Leishmania, en especial el Leshmania infantum, que se transmite a perros a través de las picaduras de los mosquitos. Estos insectos se convierten en los portadores de la enfermedad al picar antes a otros perros enfermos de leishmaniasis. La sencilla propagación y el hecho de saber que la leishmaniasis en los perros pueda ser mortal, hace que la prevención sea lo más efectivo para proteger a nuestro perro.

Leishmaniasis en perros

Los insectos que transmiten la enfermedad pertenecen a los géneros Phlebotomus (se encuentran en regiones tropicales y mediterráneas) o Lutzomia (que se encuentra en regiones tropicales y subtropicales), afectando en mayor parte a aquellos países o regiones con este tipo de clima, en otras zonas del mundo más frías es una enfermedad más focalizada.

La Leishmaniasis en los perros

En España, las regiones que están más afectadas por la leishmaniasis en los perros son aquellas que pertenecen a la cuenca mediterránea y la época de más expansión se produce en los meses entre el final de la primavera y final del otoño, aunque en los últimos años, los mosquitos aparecen cada vez antes (a principios de marzo). Los insectos que son culpables de esta enfermedad en estas regiones son el Phlebotomus perniciosus, Phlebotomus ariasi, Phlebotomus longicuspis  Phlebotomus langeroni, y Phlebotomus longipalpis (este se mantiene activo todo el año), todos ellos se caracterizan por una actividad nocturna, siendo muy activa cuando esta atardeciendo, y al amanecer.

En Sudamérica, esta enfermedad de la Leishmaniasis en perros tiene mayor importancia y los casos de perros infectados aumenta en gran medida con España.

Contagio de la leishmaniasis

Leishmaniasis en los perros

Como ya hemos dicho antes la leishmaniasis se transmite a través de las picaduras de los mosquitos y afecta por igual a todas las razas de perros. Estos parásitos se multiplican en las células de la sangre de nuestro perro, que son encargadas de la defensa del organismo a los agentes infecciosos, dejándolo totalmente desprotegido. El período de incubación de la leishmaniasis en los perros, es decir, el tiempo que pasa entre la infección y la aparición de los síntomas, puede ser incluso de varios meses.

Debido al aumento de casos de esta enfermedad enfermedad, se ha lanzado una hipótesis de que la leishmaniasis podría contagiarse de perro a perro, aunque no hay indicios claros de que se transmita ni por secreciones, ni por contacto directo, ni heridas, ni heces, ni orina.

Síntomas de la Leishmaniasis

Síntomas de la Leishmaniasis

Algunos perros pueden no mostrar síntomas de la leishmaniasis durante períodos de tiempo variables según el sistema inmunitario, pudiendo variar entre semanas o incluso meses. Los perros que son afectados, cuando comienzan a mostrar los síntomas, pueden presentar entre otros:

  • Fiebre.
  • Adelgazamiento
  • Crecimiento anormal de las uñas.
  • Anemia.
  • Insuficiencia renal.
  • Artritis
  • Debilidad, apatía.
  • Atrofia muscular.
  • Heridas que no cicatrizan.
  • Piel seca.
  • Pérdida de pelo.
  • Falta de pelo en la zona de los ojos.
  • Hemorragias nasales.
  • Inflamación del hígado, ganglios linfáticos y bazo.
  • Cojeras.
  • Lesiones oculares.

Tratamiento y diágnostico de la Leishmaniasis en perros

Tratamiento de la Leishmaniasis en perros

El diagnóstico se realiza mediante un análisis de sangre, pruebas serológicas, biopsia de piel, o también con una citología de la médula ósea.

La leishmaniasis canina tiene tratamiento, y éste es mas eficaz cuanto más precozmente se diagnostique la enfermedad. Cuanto antes se detecte y se acuda al veterinario menos podrá avanzar la enfermedad y las secuelas serán menores. Una tardía detección de la leishmaniasis en perros podría llegar a atacar a los órganos vitales teniendo entonces que recurrir a diálisis, transplantes o causar incluso la muerte.

Debemos de tener en cuenta que la leishmaniasis canina es una infección que actualmente no tiene cura, pero los medicamentos disponibles pueden alargar y mejorar la calidad de vida, llegando incluso a no percibir la enfermedad. Eso sí, es muy importante que no olvidemos nunca que la leishmaniasis en los perros es una enfermedad crónica y por tanto debemos de estar en alerta de las posibles recaídas.

Este ha sido el articulo de Mundodeperros sobre la leishmaniaisis canina, si te ha gustado el articulo puedes compartirlo en las redes sociales mediante los botones que tienes debajo. Antes de acabar queremos recomendarte el último articulo sobre las adopciones de perros.

Perros Que No Sueltan Pelo
Pastor Vasco
Bodeguero Ratonero Andaluz
Perros Que No Crecen