Visita la página principal de Mundo de Perros para recibir más información.

La fiebre en los perros

En el articulo de hoy vamos a hablar sobre la fiebre en los perros. La temperatura corporal de nuestro perro funciona de forma distinta a la nuestra propia. En condiciones normales, los humanos tenemos una temperatura que oscila entre los 36 y 37 °C, considerándose fiebre a partir de los 37.5 °C. Los perros, tienen una temperatura normal de 38 °C, considerándose fiebre en ellos a partir de los 39 ºC. La fiebre como tal es un mecanismo de defensa natural, es una respuesta que ayuda al cuerpo a combatir ciertos organismos, bacterias y virus que están afectando a alguna parte del cuerpo. Este principio es igual tanto para humanos como para animales.

La fiebre en los perros

Fiebre en perros

Sin embargo y por ese mismo principio, la fiebre es una alerta que nos da el organismo para que sepamos que hay algo que no está bien, y por tanto, debemos de averiguar qué es y cómo actuar. La forma de detectar fiebre en los perros es igual que en los humanos: con un termómetro normal (los de mercurio sirven), aunque la medición se debe realizar por vía rectal durante dos minutos. Deficiencias nutricionales, problemas dentales, infecciones, e incluso mordidas serias de otros perros u otros animales pueden ser factores que determinan la fiebre.

Nariz caliente = Fiebre en los perros, una falsa creencia

Ya hemos explicado la forma de tomar la temperatura a un perro, aunque sigue habiendo mucha gente que tiene la falsa creencia de que la nariz caliente es sinónimo de fiebre en un perro, cuando estotalmente erróneo, al igual que la cabeza caliente, que tampoco es sinónimo de fiebre en el perro. La temperatura de la nariz de un perro dependerá de muchos factores, como la humedad ambiental, la temperatura del lugar, el tipo de piel (nariz reseca) e incluso corrientes de aire a las que haya estado sometido el perro. Te dejamos también un enlace al articulo sobre los remedios para prevenir las pulgas que lo puedes leer desde aquí.

Siempre es necesario acudir a un veterinario si nuestro perro presenta síntomas claros de enfermedad aparte de la fiebre en los perros, como decaimiento general, vómitos, pérdida del apetito, cansancio o jadeo excesivo y mucosidad fluida. No obstante, tenemos algunas formas para bajar la fiebre de nuestro perro, pero no las practicaremos sin saber lo que hacemos. En el caso de que sepamos que estamos en lo correcto o la fiebre del perro sea demasiado elevada, podemos acostarlo en el suelo en un lugar cómodo y fresco, para intentar bajar la fiebre en el perro.

Perro con fiebre

También nos servirá ofrecerle agua fría o poner paños de agua fría sobre su abdomen, cabeza y piernas, aunque dependerá de la actitud del perro que sea tolerante y entienda lo que estamos haciendo mientras nos deja intentar bajarle la fiebre. Un último método un poco más drástico es bañar al perro en agua fría, acción que bajará rápidamente su temperatura, pero puede no ser tan beneficioso teniendo en cuenta las características del perro… También habrá que tener cuidado con el secado, ya que si es un perro grande, puede que tengamos problemas ya que no podemos calentarlo de nuevo para secar su pelo.

Este ha sido el articulo de fiebre en los perros, si te ha parecido interesante compártelo en las redes sociales.

fiebre en perros

fiebre perros

fiebre perro

Perros Que No Sueltan Pelo
Pastor Vasco
Bodeguero Ratonero Andaluz
Perros Que No Crecen