Visita la página principal de Mundo de Perros para recibir más información.

Hernia discal en perros

La hernia discal en perros es una enfermedad de los discos intervertebrales y es una de las enfermedades más frecuentes que sufren los perros cuando muestran inmovilidad o dificultad para mover las patas de atrás. La hernia discal en perros produce una compresión de la médula espinal que sale del canal medular o se abulta .

Este fenómeno, normalmente, produce dolor y alguna disfunción en la medula espinal que, puede verse reflejado en diferentes grados: poca coordinación al moverse, el perro deja de andar, se puede arrastras o hace movimientos raros (parálisis de las extremidades) y sufre algunos problemas para realizar sus necesidades. Para combatir el dolor nuestro perro adopta posturas antiálgicas como llevar la cabeza hacía abajo o arquear el dorso en la zona de la lesión.

Hernia discal en perros

Síntomas de la hernia discal

  • Dolor, nuestro perro adopta posturas antiálgicas debido a las reacciones inflamatorias.
  • Disminuye la propiocepción el perro es incapaz de ponerla de forma correcta con la almohadilla en el contacto con el suelo, tiene incoordinación al moverse o incluso puede arrastrarse y también tiene dificultad para mantener el equilibrio.
  • Produce pérdida de sensibilidad en la zona lesionada y en las extremidades.
  • Problemas de incontinencia urinaria y fecal o incluso retenciones.
  • A los pocos días de sufrir la hernia discal puede producirse una alteración del tono muscular, y una disminución de la fuerza y la masa.

Para el diagnóstico de las hernias discales en perros nuestro veterinario debe conocer muy bien la historia clínica de nuestro perro, debe conocer la raza, la edad y también los signos clínicos que presenta nuestro perro y realizar un buen examen neurológico.

Hernia discal perros

Hernia discal perros

 Se puede saber si nuestro perro tiene hernia discal mediante radiografías de columna se puede observar si existe disminución del espacio intervertebral pero no es posible saber cómo están de dañados los discos intervertebrales a no ser que estén calcificados; por lo que es bastante difícil ver el material herniado y para ello es necesario que realicemos una mielografía.

La mielografía es una técnica que nos permite ver la silueta de la médula de nuestro perro mediante la introducción de contraste yodado alrededor de esta. Al recorrer el contorno, nos permite saber donde se encuentra la compresión.

Existen distintos métodos complementarios para la hernia discal en los perros como el TAC y la Resonancia Magnética con los que se puede también diagnosticar el punto exacto donde se ha producido la hernia discal. En estas pruebas es necesario que nuestro perro este anestesiado.

Tipos de hernias discales

Las hernias discales en perros se pueden clasificar en tres tipos:

  • 1. Son las hernias discales que corresponden a razas condrodistróficas ( razas de perros pequeñas de columna larga y piernas cortas) como pueden ser el caniche, el téckel, el pequinés, el cocker, suelen producirse en animales jóvenes de 2 a 6 años.
  • 2. Corresponden a las razas de perros grandes no condrodistróficas como pueden ser el bóxer, el labrador, el pastor alemán, el rottweiler. Suelen producirse en animales adultos de 5 a 12 años.
  • 3. Son extrusiones severas, agudas y que cursan con mielomalacia progresiva produciendo en algunos casos el fallecimiento de nuestro perro.

Este ha sido el articulo de hernias discales en perros, como siempre hacemos desde nuestro blog, te pedimos que compartas el articulo en tus redes sociales favoritas.

Perros Que No Sueltan Pelo
Pastor Vasco
Bodeguero Ratonero Andaluz
Perros Que No Crecen