Visita la página principal de Mundo de Perros para recibir más información.

El paseo de nuestro perro

En el articulo de hoy vamos a hablar sobre el paseo de nuestro perro. La educación de nuestro perro es algo que no podemos pasar por alto, y es que es importante conseguir que el animal se adapte a nuestro estilo de vida y sea capaz de asumir nuestras reglas para así hacer de él un compañero perfecto que entre a formar parte de nuestra familia y nuestro grupo. La teoría es sencilla, pero a la hora de la verdad no todo resulta tan fácil, ya que cada animal tiene una personalidad y cada raza unas necesidades. Lo que está claro es que para todos el paseo es uno de los mejores momentos del día. Otros articulos que pueden interesarte son: La otitis en los perros o quizás información sobre la raza caniche.

El paseo de nuestro perro

La mayoría de nuestros perros pasa largas horas en casa, momentos en los que no gastan energía. Es cierto que muchas razas no necesitan una quema de energía como otras, pero todos los perros derrochan energía y necesitan el ejercicio en su vida a diario para controlarla y no exteriorizarla mediante un carácter rebelde que choca contra nuestros intereses a la hora de educar a nuestra mascota. En muchas ocasiones nos lamentamos del tipo de perro que nos ha tocado a causa de su carácter y del poco caso que nos presta, cuando en realidad deberíamos analizarnos a nosotros mismos, y es que a pesar de seguir unos buenos hábitos de educación muchas veces no tenernos en cuenta el paseo o no dedicamos el tiempo necesario para realizar esta actividad.

La importancia del paseo en nuestro perro

Ante todo debemos tener claro que para conseguir que nuestro perro tenga una educación adecuada y nos obedezca es importante que acabemos con gran parte de la energía que éstos rebosan por naturaleza. Como hemos escuchado en infinidad de ocasiones un perro cansado es un perro obediente. Por este motivo el paseo es una herramienta para conseguir que nuestro animal sea más dócil y capaz de obedecer a nuestra órdenes y mandatos. Al acabar con gran parte de su energía, tenemos mucho trabajo hecho, pues nuestra mascota será mucho más receptiva y manejable.

El paseo no solo es una forma de entretenimiento para nuestra mascota, sino que además es un buen momento para entrar en contacto con él en un entorno que no es el habitual. Por este motivo el paseo debe ser eso, un paseo, no una simple vueltecita en la que el perro haga sus necesidades. Esto no es suficiente para que gran parte de esa energía que acumulan los perros se pierda y sean mucho más tranquilos y dóciles a la hora de convivir en el hogar. Por ello es necesario que planifiquemos el paseo de modo que signifique un momento de ejercicio para la mascota.

Planificar el paseo para conseguir que el perro queme energía

La importancia del paseo en nuestro perro

Para pasear a nuestro animal es necesario que elijamos un parque grande y amplio o un lugar de dimensiones adecuadas para que el perro pueda correr y perder gran parte de esa energía que acumula. Lo mejor es elegir un paraje natural que es lo que nuestra mascota más valora y donde se encuentra mejor. Estar en contacto con otros animales animará su ímpetu y conseguirá que nuestra mascota juegue mucho más y sea capaz de sacar toda esa energía que hay dentro de él.

Jugar con él e incitarle a correr y realizar así ejercicio es esencial, y por ello debemos utilizar una pelota o cualquier instrumento de juego con el que nuestro perro pueda correr y se sienta estimulado a moverse y practicar deporte. Esto debemos tenerlo siempre presente con las razas que más energía rebosan y que son las que necesitan mucha más actividad. Por eso es importante que día a día los saquemos a pasear y los sometamos a una actividad deportiva necesaria para calmar sus ánimos y controlar su energía desbordante.

Conseguir esto es el primer paso para lograr un perro sumiso y obediente. Pero no solo su cansancio y perder el exceso de energía que los perros desbordan es esencial para dar a nuestra mascota una educación adecuada, sino que el resto de hábitos educativos y nuestra constancia a la hora de dictar una serie de normas es esencial para hacer que nos obedezca. Desde luego que tener un perro cansado y sin la fogosidad que le imparte el exceso de energía es una gran ventaja para así hacer que se amolde a nuestras normas y sea capaz de convivir con nosotros de manera adecuada.

Perros Que No Sueltan Pelo
Pastor Vasco
Bodeguero Ratonero Andaluz
Perros Que No Crecen