Viajando en coche con perros

Los animales son unos auténticos acompañantes de la vida de cualquier persona, pueden hacer compañía cuando nadie más lo hace y es por ello que para muchas personas son indispensables en su día a día, tanto en así que en ocasiones nos toca viajar a algún lugar ya sea lejano o cercano y queremos que nos acompañen, aquí se inicia el tema de hoy, los perros y los viajes en coche, como gestionarlo.

Cuando hablamos de viajes con coche y con perros en el interior, lo cierto es que la legislación es algo inconcreta respecto a las situaciones concretas que suponen un delito o acto “digno de ser multado” tanto es así que se habla a modo genérico de situaciones en las que el animal impida la normal actividad de conducción del conductor por motivos como los despistes o que simplemente el animal se encuentre por medio de las zonas utilizadas para conducir como puede ser el cambio de marchas, el freno de mano, los pedales, etc. Es por tanto una situación muy extensa pero que da lugar a potenciales situaciones que aún y estando dentro de la ley provocarían riesgo para el conductor y el propio animal.

El transportin el mejor amigo del coche

La forma más correcta para llevar a un perro durante un trayecto en coche sería mediante el uso de los llamados transportines, productos creados específicamente con el objetivo de trasladar perros (u otros animales) sin que supongan un riesgo para el trayecto ni para quienes lo hacen. Este tipo de transportines pueden suponer para algunos propietarios una limitación del espacio del animal y algo, que ya os avanzamos, de primeras no le gusta al perro, pero lo cierto es que con el paso del tiempo se acostumbra a su uso y hemos de pensar más allá de su satisfacción y velar por la seguridad de todos. Este tipo de productos que podemos encontrar desde 20€ en superficies especializadas y también online serán sin duda la mejor opción para ir en nuestro coche con nuestro animal o animales.

Los cinturones para perros

Otra excelente opción y muy popular es la de los llamados cinturones para perros o arneses para perros. Son como su propio nombre indica cinturones encargados de sujetar al perro al asiento por tal de: por un lado se pueda mover libremente por el coche con los potenciales peligros que esta acción conllevaría para el conductor, el animal y los demás conductores, y por otro para en caso de accidente tal y como ocurre con los cinturones convencionales, el animal no salga directo hacia el cristal. Este tipo de productos suelen ser bastante más baratos que los transportines, y se pueden encontrar por internet por precios que parten desde los 5€. Recordemos siempre que en productos de seguridad, los sellos de calidad son un elemento esencial y que nos permitirán conocer si realmente estamos seguros nosotros y nuestro animal.

Por último indicar que junto a este producto se suele utilizar un protector para asientos, ya que es común que al principio los animales no estén muy cómodos en esta situación.

¿Cómo puedo saber si estoy educando bien a mi perro?

En este artículo vamos a tratar un tema que muchos de vosotros habréis tenido en mente en más de una ocasión, y es que como saber si estamos educando a nuestro perro de una forma correcta. Comúnmente estas dudas surgen ante una situación indeseada o ante una comparativa de comportamiento de nuestro animal frente al de otros que conocemos o que simplemente observamos por la calle, pues bien vamos a ver a continuación algunos modos de comprobarlo y de este modo quedarnos tranquilos sabiendo que hemos hecho un buen trabajo o por lo contrario detectando que algo no lo hemos realizado 100% como se debiera e intentando poner foco sobre ello con la intención de mejorarlo de inmediato.

dog welcome home

La importancia de una buena educación en un perro

Si bien en cierto que en este artículo nos enfocamos solo en los perros, también lo es que cualquier animal de compañía ha de tener una educación correcta ya que al fin y al cabo acaban conviviendo con personas en un ambiente como es una casa o piso y que se ha de relacionar con vecinos, familiares, niños, etc., de modo que se le ha de inculcar ciertos hábitos que le permitan conocer mejor todo ello, saber que se espera de su comportamiento y de este modo no sólo facilitarle la vida a los dueños, sino también al propio animal que teniendo más claro que puede y que no debe hacer reducirá su ansiedad en caso de llamadas de atención futuras por motivos que desconoce.

¿Es el comportamiento de mi perro normal?

Esta suele ser una de las preguntas que inician todo el proceso y es que la correcta educación de un animal en ocasiones pasa desapercibida y únicamente nos fijamos en aspectos más anecdóticos como si es capaz de no ensuciarse al salir de paseo, si no ladra a todo lo que se cruza, etc., no obstante hay que fijarse en aspectos aún más cotidianos como pueden ser:

  • Reclama comida cuando están las persona en casa, por ejemplo ladrando sin parar o rascando en las piernas de los invitados para pedir comida
  • Si lo dejamos sólo o sola por la mañana en casa y nos vamos a trabajar responde con aruñados en las puertas y ladridos durante un buen rato
  • No es capaz de comprender las rutinas de paseo y de donde hacer sus necesidades aunque ya tiene más de 1 año
  • No responde a las órdenes que le damos cuando estamos en la calle de paseo, como puede ser que vuelva, que esté quieto, etc

Todos estos aspectos son detonantes de que algo no marcha bien en la educación de nuestro animal y que por tanto hay rutinas básicas en las cuales vamos a tener que trabajar.

Como conseguir mejorar la educación de nuestro perro

Para conseguir mejorar todas estas situaciones indeseadas lo que deberemos hacer será ir una por un. La mayoría de estas son cuestión de modificar rutinas de modo que basaremos toda nuestra actividad en la acción reacción.

Cada vez que nuestro animal haga lo que no esperamos que haga le advertiremos, le enseñaremos que esperábamos de él y así hasta que por primera vez lo haga bien (pueden pasar varios días), será este el momento de recompensarle con comida. Pasados unos días en los que vemos que está la rutina aprendida, pasaremos al siguiente problema de educación.

Ventajas de pasear al perro por el campo

Son muchas las personas que diariamente pasean a sus perros ya sea a las horas más populares de la mañana, medio día y tarde como a otras más particulares en base a su disponibilidad horaria, no obstante la mayoría de esas personas tienen una cosa en común, pasean a sus perros cerca de su casa y comúnmente y relacionado con este punto, en entornos urbanos, en ciudades donde encuentran zonas algo más tranquilas donde hay menos tránsito, menos transeuntes, donde por ejemplo, hay zonas verdes o carriles bici, etc., no obstante en este artículo vamos a hablar de otro contexto donde poder pasear nuestro perros, así como de las ventajas y beneficios que este entorno tiene y aporta a nuestro perro, nos referimos al campo.

El campo se puede entender de muchas maneras, y lo cierto es que es común que los propietarios de determinadas razas de perros, especialmente las más pequeñas y consideradas en cierto modo domésticas, no le tengan especial aprecio a estos lugares al menos en cuanto a lugar para llevar a sus mascotas se refiere, no obstante hay que tener presente que cuando vamos a pasear a nuestro animal no lo hacemos por nosotros y para nosotros, lo hacemos para él y para su bienestar y ocio, es por ello que recomendamos valorar cuanto menos esta opción que como veremos aportará mucho a la mascota.perro_campo

Hay que tener presente que el campo es un lugar abierto donde el perro puede correr con total libertad, donde puede ir tranquilo sin tener que preocuparse por carreteras y coches, donde es muy posible que ni tan si quiera encuentre a otras personas o perros y que además le permite respirar aire fresco y libre de contaminación. En estos contextos, prácticamente con independencia de la raza, nuestro perro se divertirá y empezará a soltar toda esa adrenalina que durante un día encerrado/a en casa pueden llegar a acumular.

Al margen de lo anteriormente descrito, el hecho de que nuestro animal corra y se divierta por un ambiente con el natural que se encuentra en el campo o bosque es que a su vez está fortaleciendose tanto en cuanto a defensas se refiere como a muscularmente, todo ello al tratarte de lugares como ambientes en ocasiones fríos en invierno, con humedad, con subidas, bajadas, etc., acaba haciendo que nuestro perro esté, sin saberlo, trabajando su salud lo cual repercutirá positivamente en un futuro en cuanto a su calidad de vida y logevidad.

En definitiva, consideramos que tanto el bosque como el campo es un lugar perfecto para pasear a nuestras mascotas independientemente de la raza y del tamaño que sea y es que cuando se trata de divertirse y sentirse libres cualquier perro desea lo mismo, espacio para correr y jugar.

 

Cómo gestionar la llegada de un bebé a un hogar con perros

La llegada de un nuevo miembro de la família a un hogar es siempre una notícia feliz para todos los que rodean a la afortunada pareja, no obstante cuando en ese mismo hogar conviven también animales domésticos, en este caso hablaremos del caso de los perros, hay que tener en cuenta algunas situaciones que se pueden dar y que por tanto no va a estar de más tenerlas presentes antes de que llegue el bebé a casa.

En primer lugar hay que tener cierto grado de tranquilidad en cuanto a la relación perro bebés se refiere, a no ser que nuestro animal sea de por sí un tanto agresivo, en cuyo caso ya lo habremos comprobado en otras ocasiones al tener enfrentamientos con otras personas o animales, por lo general tendremos un animal que no le cuesta tener relaciones con otros seres vivos y ello será en cierto modo la tendencia que proseguirá cuando llegue el nuevo miembro a casa aunque con algunas salvedades que veremos a continuación.

Girl with dog and homework

Según el tipo de relación que tengamos con nuestro perro, principalmente nos referimos a aquellas persona que tienen un excesivo acercamiento a sus animales y los tienen como se suelen decir, malcriados, en estos casos el trance de ser x a ser uno más si les costará algo más en cuanto a la división de atenciones se refiere y al no ser el centro de atención como seguramente lo está siendo hasta la fecha. En estos casos hay que saber dividir correctamente el tiempo destinado a prestarle atención. Ya el simple hecho de tener un animal en este estado, implica que no hemos actuado de forma correcta con su educación ya que este tipo de animales comúnmente suelen solicitar la atención de sus dueños y de no ser recibida la reclaman con ladridos, aruñando y en definitiva haciendo de todo para que se les tenga en cuenta. Este tipo de animales han de ir comprobando que no toda la atención va a recaer sobre ellos y que hay otra persona más que con el tiempo irán asociando a la família.

Sobretodo deberemos tener atención cuando nuestro hijo o hija empiece a gatear, ya que será en ese momento cuando comparta zona de juegos con nuestro animal por primera vez. En un principio cuando tenemos a nuestro hijo en brazos o en la cuna el perro no tendrá más opción que ladrar o rascar las piernas de quien lo tenga o la cuna si quiere hacer referencia a el niño o niña, no obstante cuando lo tenga cerca y a su alcance hay que comprobar los primeros días que tal es la relación.

En definitiva la llegada de un nuevo hijo a nuestro hogar es algo siempre positivo, no obstante cuando tenemos mascotas deberemos estar pendiente de como evolucionar una relación que al margen de ser larga, podremos ir viendo como mejora por momentos y como la família crece en todos los sentidos y para todos.

4 Juegos para perros caseros

¿Sabías que los perros son excelentes compañeros, fieles y también una fórmula realmente extendida para sentirnos acompañados? Jugar con nuestras mascotas incide favorablemente en su autoestima, y en este artículo hallarás diferentes juegos para perros caseros que podrías realizar fácilmente.

4-Juegos-para-perros-caseros

Nuestras mascotas se merecen los mejores cuidados, la máxima atención y sobre todo, la creación de vínculos a nivel emocional que les permita contar con una vida plena y equilibrada. Para ello, resulta fundamental que se de respuesta a la inmensa mayoría de sus necesidades en las distintas perspectivas, incluyendo por supuesto, sus emociones.

Algunos juegos para jugar con perros caseros

A través de este artículo irás descubriendo diferentes posibilidades que te permitirán contar con importantes ideas para relacionarte con tu mascota, contribuir al desarrollo de su bienestar y conseguir que sus condiciones vitales mejoren progresivamente.

La pelota de juguete

La sensibilidad con la que cuentan los perros los hace ideales para participar en todo tipo de juegos como sucede por ejemplo, en el caso de las pelotas de juguete. De hecho, se trata de una de las prácticas más recomendables en caso que desees liberar a tu mascota del estrés diario, ejercitarse o incluso superar posibles carencias afectivas que pudiera sufrir como consecuencia de tu falta de tiempo.

La golosina escondida

Estos animales tan inquietos sienten una gran predilección por la búsqueda de objetos escondidos, pudiendo por ejemplo, traérnoslos de vuelta en caso de lanzarlos como sucede en un cierto número de ellos. Además, les suelen encantar las chucherías de diferente tipo. Por lo tanto, un juego bastante fructífero con tu mascota consistirá en esconder una golosina en el interior de una caja cualesquiera e invitarlo a buscarla.

El juguete sonoro

Seguramente hayas visto en infinidad de tiendas para mascotas cómo venden juguetes muy variados que al apretarlos emiten sonidos. Estos juguetes son fabulosos porque contribuyen en el plano emocional de nuestras mascotas, liberándolas del estrés que pudieran tener e incluso sirviendo como instrumentos educativos. Por eso, si aún no los probaste, podrías hacerlo en cualquier momento y te sorprenderás de sus beneficios.

La cuerda

Aunque existen diferentes interpretaciones en relación con este juego denominado frecuentemente como la cuerda, quizás una de las más atractivas sea la que figura seguidamente. Para la realización de este sencillo y práctico juego, necesitarás de una cuerda en la que, al final de ésta, atarás una pelota.

El procedimiento a seguir para el juego es bien sencillo, lanzarás la pelota pero agarrarás el otro extremo de la cuerda. Así, cuando tu perro vaya a buscarla, irás tirando del hilo y evitarás que pueda agarrarla con su boca. Es un juego fantástico para cachorros porque se divertirán muchísimo jugándolo. Además, potenciarás los vínculos con tu mascota permitiendo que pueda agarrar la pelota.

A través de este artículo se fueron compartiendo contigo un conjunto de propuestas que tendrían un incontable número de beneficios para tu perro. De hecho, muchos de ellos es posible que los hayas jugado anteriormente. No obstante, las variaciones en los mismos son muy grandes, por lo que con un poco de creatividad podrías preparar otros muchos tú mismo.

Ahora tú, ¿qué otros juegos para perros caseros conoces?

¿Cómo conseguir que nuestro perro pierda el miedo y consiga más confianza?

Un problema que podemos encontrar en un gran número de animales, es el miedo que parecen tener a alejarse en exceso de su dueño o de las personas a las que conocen. Esto provoca que algo tan simple como realizar un paseo por la calle se transforme en una acción incómoda a modo de ejemplo cuando le soltamos y se acerca alguien desconocido, otros animales, etc., y que nuestro animal huye rápidamente en nuestra búsqueda por tal de que lo cojamos y le saquemos de esa situación para ella incómoda.

En este artículo vamos a intentar poner foco sobre esta situación tan común y si bien vamos a hablar en especial sobre perros, lo cierto es que lo indicado será extrapolable a otras razas de animales y es que ciertos aspectos son compartidos de forma transversal entre todas ellas, obviamente y de forma más especial en animales de compañía y no salvajes.perro_sociable

En primer lugar hay que saber si realmente nuestro animal tiene algún tipo de conflicto en cuanto a su relación con el exterior y con terceros se refiere, y es que hay que evitar confundir lo que muchos indicarían de personalidad más introvertida, cual si de una persona se tratase, a lo que nosotros tratamos en este artículo, que es un miedo excesivo e irracional frente al hecho de estar alejado de su propietario y / o personas conocidas. Si nuestro animal al salir a la calle no se despega de nuestro lado aún y animándole a hacerlo, aunque el simple hecho de que un perro no acuda con rapidez a pasear y correr en el momento en que se le saca ya es extraño de por sí, o si cuando se le acerca una persona extraña urge en pedir nuestra ayuda en forma de arañazos en el pantalón, etc., estamos posiblemente ante una personalidad que precisa de atención para mejorar esa situación.

Los animales han de ser sociables al igual que las personas, y es que ello no solo mejorará su estado anímico, sobre todo cuando salgan a pasear o venga gente a casa, sino que además estaremos haciendo que en el medio plazo nuestro perro descubra muchas más opciones de diversión, muchas más actividades pensadas justamente para ellos y que hasta la fecha no está pudiendo disfrutar. Por tanto a continuación vamos a ver algunos consejos que pueden ser de utilidad para conseguir que nuestro perro cambie su forma de ser y afrontar las situaciones que le son más incómodas de modo que pueda superarlas y empezar a disfrutar.

En primer lugar hemos de intentar implementar distancia entre nuestro animal y nosotros y que ello no le suponga un trauma. Para esto, suele ser interesante implementar una terapia muy simple basada en dirigirnos a zonas totalmente alejadas, con grandes espacios para correr, y a ser posible con poco tránsito de personas y / u otros animales. Una vez allí, deberemos jugar a lanzar la pelota, un palo, un juguete, etc., algo a lo que el animal pueda dirigirse a buscar y que empiece a marcar distancia física entre ambos. A medida que pase el tiempo, el lanzamiento deberá ser más fuerte por tal de alejarnos más el uno del otro. Con el paso del tiempo podremos implementar este ejercicio en zonas más pobladas.

Otro ejercicio interesante será el de ir con una única persona a pasear, alguien para nuestro perro desconocido y que se vea obligado a familiarizarse a la vez que ve que no ocurre nada por ir con él. Lo interesante sería que esta persona tenga también perro para en posteriores paseos también os acompañe.

Estos dos simples ejercicios pueden ayudar y mucho a la autonomía de vuestro perro y a su actitud ante la situación de separación entre él y su dueño, algo que a todas luces ha de ser posible además de ser claramente positivo para ambos.

¿Pueden los perros comer fruta y verdura?

Un cierto número de dueños de perros nos preguntamos si es bueno que nuestras mascotas coman frutas y verduras y lo cierto es que como todo tiene sus posibles inconvenientes.

perros-comer-fruta-verdura

En este artículo te intentamos aclarar las dudas que te puedan ocasionar dándote una lista de lo que puede comer y la cantidad que pueden comer.

Las frutas y verduras en los perros

Frutas y verduras con moderación

Hay que tener cuenta que la fruta tiene bastante azúcar por lo que los perros tienen que tomarla con moderación ya que no tienen que ingerir la misma cantidad que nosotros.

Lo ideal es que debería utilizarse como un complemento en sus dietas, ya que como sabemos los perros son carnívoros, debemos ir cambiando los vegetales que vamos a darle. De hecho, con un 15% de su dieta sean frutas y verduras serán suficientes en su dieta.

Frutas que son favorables para nuestro can

La Manzana

Es una fuente de potasio, fibra y vitamina C. Tanto es así, que le ayuda a mejorar su sistema digestivo previniendo por ejemplo, la diarrea.

El Plátano

Contiene antioxidantes, minerales, potasio y carbohidratos. Aunque debido a la fibra que tiene, solo debemos dárselo de manera ocasional. Si por ejemplo, nuestro perro tiene diarrea es recomendable darle uno.

La Fresa

Es una fuente de vitamina C. Además, tiene antioxidantes y aporta ácidos grasos omega-3. Lo recomendable es que la consuman de manera moderada.

El Albaricoque

Se le conoce como fuente de fibra, hierro, vitaminas C, K, B1 y B6. Además de potasio, magnesio y ácido fólico, tenemos que tener en cuenta de quitarle el hueso ya que este es altamente tóxico.

Los Arándanos

Contienen antioxidantes por son fabulosas para la protección de diferentes órganos indispensables para su salud óptima. No obstante, las semillas son perjudiciales para nuestro perro.

Pera

Aunque es beneficiosa para este animal, no deberíamos darle más de algunos trozos cada cierto tiempo.

Melocotón

Es también beneficioso para los perros siempre y cuando no le des el hueso.

Melón

Otra fruta muy beneficiosa y además les suelen encantar.

Sandia

Muy buena en épocas como por ejemplo, el verano por su alto contenido en agua.

Piña

Se utiliza como remedio casero, para los que se acostumbran a comer sus propias heces.

Papaya

Les encanta su sabor por su dulzura, aunque tiene poca cantidad de azúcar.

Mango

Saludable y riquísima. Además, les ayuda cuando tienen estreñimiento debido a su alto contenido en fibra.

Varias verduras que pueden comer

Tomate

Siempre y cuando sea tomate rojo. De hecho, nunca hay que darles tomate verde o inmaduro.

Zanahoria

Es una de la mejor verdura para nuestro animal debido a su alto contenido en vitamina A. Se la puedes dar tanto cocida como cruda.

Alubia Verde

Son bajas en calorías, aportan fibra y vitaminas.

Guisantes

Contienen Magnesio, proteína vegetal y Vitamina B2.

Espinacas

En pequeñas cantidades y como mucho una vez al mes ,ya que les aporta fibra, vitaminas y antioxidantes.

Calabaza

Es ideal si éste sufre estreñimiento como ingrediente de su comida.

Patatas

Siempre y cuando se las des hervidas o al horno sin sal.

Brócoli

Es buena, pero es mejor no abusar de ella debido a los gases que le puedes ocasionar.

Espárrago

Se lo puedes dar pero de vez en cuando de forma cruda o cocida, pero mezclada con otro alimento.

Apio

Rico en vitaminas A, B y C así como en Calcio, Fósforo y Potasio e incluso le puede ayudar a prevenir algunos cánceres.

Es tu turno, ¿te resultó interesante este post?