Visita la página principal de Mundo de Perros para recibir más información.

¿Cómo puedes trabajar los celos de tu perro?

¿Tienes un perro bastante celoso y no sabes cómo puedes educarlo para mejorar este comportamiento?

Al igual que sucede con otra gran variedad de seres vivos, los perros pueden experimentar una gran cantidad de sensaciones o lo que viene a ser lo mismo, emociones, de lo más variables. Si eres uno de esos dueños que tiene un perro ciertamente celoso, no debes preocuparte porque tiene arreglo.

los-celos-de-tu-perro

A través de este artículo, quiero compartir contigo la información más interesante para que puedas abordar la cuestión de los celos de tu perro de la manera más óptima posible.

¿A qué se deben los celos de tu perro?

Primeramente, es importantísimo que conozcas a qué se deben los celos de tu perro. Tanto es así, que una vez que conozcas las diferentes razones por las que tu perro se comporta de manera celosa, podrás abordarlas de mejor forma.

Generalmente, en el caso de los celos de los perros pueden deberse a distintas causas como por ejemplo las que figuran a continuación:

  • Como consecuencia de haberse producido un cambio a nivel de domicilio, hogar o residencia.
  • Debido a la llegada de un nuevo miembro a la familia como sucede en el caso del nacimiento de por ejemplo, un bebé.
  • Haber adquirido otro perro de diferente edad, normalmente algo más joven que éste primero que tenías.

¿Cómo proceder ante los celos de tu perro?

En caso de un cambio de residencia

Si tu perro se encontraba realmente habituado a la antigua residencia, es posible que le cueste adaptarse a la nueva realidad. En ese caso, con muchísimo amor y sobre todo, paciencia, la situación debería ir mejorando por si misma en buena parte de las situaciones.

Por haber tenido un bebé nuevo en la familia

Es posible que tu perro se muestre celoso en caso de por ejemplo, haber tenido un bebé. Incluso se conocen casos en los que las mascotas pueden manifestar emociones tan populares como la tristeza, mostrarse irritables sin motivo o similares. En ese caso, deberás, desde antes de nacer el bebé, haber procedido a alterar los horarios de tu mascota.

Una vez que vayas alterando sus horarios de manera natural, tu mascota comprenderá que no lo estás sustituyendo por nada y todo el proceso resultará mucho más favorable.

Contar con la presencia de otra mascota nueva

Salvo que se tratase de por ejemplo, un cachorro, en cuyo caso el proceso podría resultar más complejo, repartiendo el tiempo entre las partes y no dejando al margen al perro, se solucionaría el problema de los celos hacia otro perro llegado nuevo a casa. Además, presta muchísima atención para no efectuar distinciones en cuanto a trato se refiere entre uno y otro, porque ello es fundamental para el bien de tu mascota.

Perros Que No Sueltan Pelo
Pastor Vasco
Bodeguero Ratonero Andaluz
Perros Que No Crecen