Visita la página principal de Mundo de Perros para recibir más información.

Cómo gestionar la llegada de un bebé a un hogar con perros

La llegada de un nuevo miembro de la família a un hogar es siempre una notícia feliz para todos los que rodean a la afortunada pareja, no obstante cuando en ese mismo hogar conviven también animales domésticos, en este caso hablaremos del caso de los perros, hay que tener en cuenta algunas situaciones que se pueden dar y que por tanto no va a estar de más tenerlas presentes antes de que llegue el bebé a casa.

En primer lugar hay que tener cierto grado de tranquilidad en cuanto a la relación perro bebés se refiere, a no ser que nuestro animal sea de por sí un tanto agresivo, en cuyo caso ya lo habremos comprobado en otras ocasiones al tener enfrentamientos con otras personas o animales, por lo general tendremos un animal que no le cuesta tener relaciones con otros seres vivos y ello será en cierto modo la tendencia que proseguirá cuando llegue el nuevo miembro a casa aunque con algunas salvedades que veremos a continuación.

Girl with dog and homework

Según el tipo de relación que tengamos con nuestro perro, principalmente nos referimos a aquellas persona que tienen un excesivo acercamiento a sus animales y los tienen como se suelen decir, malcriados, en estos casos el trance de ser x a ser uno más si les costará algo más en cuanto a la división de atenciones se refiere y al no ser el centro de atención como seguramente lo está siendo hasta la fecha. En estos casos hay que saber dividir correctamente el tiempo destinado a prestarle atención. Ya el simple hecho de tener un animal en este estado, implica que no hemos actuado de forma correcta con su educación ya que este tipo de animales comúnmente suelen solicitar la atención de sus dueños y de no ser recibida la reclaman con ladridos, aruñando y en definitiva haciendo de todo para que se les tenga en cuenta. Este tipo de animales han de ir comprobando que no toda la atención va a recaer sobre ellos y que hay otra persona más que con el tiempo irán asociando a la família.

Sobretodo deberemos tener atención cuando nuestro hijo o hija empiece a gatear, ya que será en ese momento cuando comparta zona de juegos con nuestro animal por primera vez. En un principio cuando tenemos a nuestro hijo en brazos o en la cuna el perro no tendrá más opción que ladrar o rascar las piernas de quien lo tenga o la cuna si quiere hacer referencia a el niño o niña, no obstante cuando lo tenga cerca y a su alcance hay que comprobar los primeros días que tal es la relación.

En definitiva la llegada de un nuevo hijo a nuestro hogar es algo siempre positivo, no obstante cuando tenemos mascotas deberemos estar pendiente de como evolucionar una relación que al margen de ser larga, podremos ir viendo como mejora por momentos y como la família crece en todos los sentidos y para todos.

Perros Que No Sueltan Pelo
Pastor Vasco
Bodeguero Ratonero Andaluz
Perros Que No Crecen