Visita la página principal de Mundo de Perros para recibir más información.

Causas por las que tu perro puede comer heces

¿Has notado que tu perro como heces con cierta regularidad?

Comer heces o lo que es lo mismo, la coprofagia, es una cuestión que preocupa a buena parte de los dueños de perros. No solamente porque se trate de una práctica realmente extraña de comprender, sino también por las incontables enfermedades que podrían incorporar a la vida de estos perros que se alimentan de heces.

tu-perro-puede-comer-heces

¿Cuáles son las causas más frecuente de comer heces?

Aunque suele darse en buena parte de las especies animales, comer heces, no es algo que resulte únicamente desagradable. De hecho, numerosas bacterias podrían por ejemplo, instalarse en el tracto intestinal de los perros que se alimentan de estas heces de otros animales, llegando incluso a provocar patologías de cierta gravedad.

En estas líneas, quiero compartir contigo algunas de las causas más recurrentes que explican por qué tu perro puede comer heces:

Es una manera realmente eficaz para llamar la atención de su dueño

Cuando tu perro quiere llamar tu atención pero no sabe cómo hacerlo o sin ir más lejos, no consigue este objetivo tan importante para él, una buena forma de lograrlo es mediante la coprofagia. Podría darse el caso que le regañases y no te hiciera caso, porque solamente está buscando la manera de llamar tu atención.

Si notas que tu perro come heces, una buena forma de ayudarle a que no lo haga más, es invitándole a que juegue contigo por ejemplo, con ayuda de una pelota, un mordedor o similar, que puedes lanzarle para que corra y te lo traiga a ti. Generalmente, es una manera eficaz de abordar esta problemática tan desagradable para buena parte de los dueños de perros.

Alteraciones en el aparato digestivo de distinta gravedad

Si notases que por ejemplo, tu perro tiene diarreas o problemas para defecar correctamente, podría tratarse de una alteración a nivel del aparato digestivo. Para solventar este problema, podría bastar con efectuar un cambio a nivel del pienso alimenticio que utilizases habitualmente. Sin embargo, en caso de no solucionarse el problema en unos días, sería conveniente que acudieses a un veterinario para exponerle la situación.

Cuestión de curiosidad acerca de lo desconocido

Si tu perro es curioso, podría tratarse de solamente una manera de manifestar esta curiosidad. No obstante, no quiere decir que no le regañes cada vez que se acerque con el hocico para olisquear las heces, tienes que hacerlo.

Ahora tú, ¿alguna vez tuviste un perro que presentase este problema de comer heces?

Perros Que No Sueltan Pelo
Pastor Vasco
Bodeguero Ratonero Andaluz
Perros Que No Crecen